Condiciones que ponen en peligro las funciones vitales

Falta de Oxígeno

Ninguna función física vital puede continuar sin Oxígeno. La falta de este gas no solo hace que un herido deje de respirar, sino también que el corazón deje de latir por consiguiente es preciso que usted sepa despejar la entrada de aire para reestructurar la respiración y el latido cardíaco.

La Hemorragia

Tampoco puede continuar la función física sin una cantidad suficiente de sangre que lleve Oxígeno a todos los tejidos del cuerpo. Por esto es necesario saber controlar la hemorragia para evitar la pérdida excesiva de sangre.

La Postración Nerviosa (Shock)

Esta es una condición de fallo circulatorio agudo y de no ser tratada ocasionará la muerte, aunque la lesión o condición causante no haya sido grave. La postración nerviosa puede deberse a muchas causas de quemaduras severas. El dolor o la impresión psicológica al ver una herida o la sangre también pueden ocasionarlo.

La Infección

La recuperación de un enfermo después de haber tenido una infección grave depende de como se ha protegido. La infección resulta de la contaminación a través de cualquier herida en la piel. Las heridas deben vendarse con vendas estériles y evitar el contacto de tierra con ellas.