Tratamiento General del Shock

Detención de la hemorragia:

Si el shock es causado por hemorragias, se debe detener ésta aplicando un apósito, elevando el miembro del herido, haciendo presión sobre el punto apropiado y si es necesario aplicando torniquete.

Control del dolor:

Alivio del dolor mediante una curación y vendaje correcto de la herida o entablillando la fractura y colocando en una posición cómoda al herido.

Oxígeno:

Mantenga despejado el conducto de aire, debe dársele Oxígeno mediante la respiración boca a boca para combatir la Anoxia (falta de Oxígeno en los tejidos), mantenga a un nivel adecuado la respiración y la acción del corazón (masaje cardíaco).

Aflojar la Ropa Apretada:

Afloje la ropa alrededor del cuello en la cintura y en los demás lugares donde apriete, desate los cordones de los zapatos pero sin quitárselos para no exponerlos al frío.

Posición del paciente:

Acueste al paciente en posición decúbito dorsal levantando los pies más alto que la cabeza, esta posición ayuda a la afluencia de sangre al corazón y encéfalo, cuando hay una lesión en el pecho o en la cabeza mantenga el cuerpo descansando sobre la espalda, no levante los pies, si el paciente está inconsciente mantenga la cabeza colgando, para que la mucosidad y la saliva salgan por la boca y no fluyan sobre la traquea. Anímelo haciéndose cargo de la situación y por la confianza que Ud. tiene en si mismo y sus acciones demostrándole al accidentado que Ud. sabe lo que está haciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *