Respiración Artificial

Siga los siguientes pasos.

A. Asegúrese de que la vía aérea permanece abierta.

a) Asegúrese que la cabeza de la víctima permanezca levantada manteniendo una mano sobre su frente y dos dedos de la otra mano bajo el mentón.

B. Pinzar la nariz y abrir la boca.

a) Use pulgar e índice para pinzar firmemente la parte blanda de la nariz de la víctima.
b) Asegúrese de que la nariz esté cerrada para evitar la salida del aire.
c) Ábrale la boca.

C. Dar respiración artificial.

a) Haga una inspiración profunda. Rodee los labios de la víctima con los suyos, creando un sellado completo.
b) Insufle aire hasta que se eleve el pecho. Esto le llevará dos segundos. Manténgale la cabeza inclinada y la barbilla arriba; retire la boca y vigila la bajada del pecho. Si baja visiblemente y por completo, habrá dado un insuflación efectiva.
c) Haga dos insuflaciones efectivas.

D. Comprobar los signos de circulación.

a) Mire, escuche y perciba signos de circulación (respiración, tos o movimiento) durante no más de 10 segundos.
b) Si no hay circulación, ejecute RCP.
c) Si hubiera circulación, continúe con la respiración asistida. Después de cada diez insuflaciones (1 minuto), compruebe de nuevo la circulación.
d) Si la víctima respira pero sigue inconsciente, póngala en posición de seguridad.

Un pensamiento en “Respiración Artificial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *