Apósitos

herida-apositoUna herida debería ser cubierta siempre con un apósito, ya que esto ayudará a prevenir infecciones. En las hemorragias graves, los apósitos se emplean para ayudar en el proceso de coagulación ejerciendo presión sobre la herida. Use un apósito estéril empaquetado siempre que sea posible. Si no dispone de él, puede improvisar uno con material limpio y que no suelte pelusa. Los cortes pequeños y los roces pueden cubrirse con tiritas.

  • Si puede use siempre guantes desechables antes de manejar cualquier tipo de apósito que no sea una simple tirita.
  • Use siempre un apósito bastante grande como para cubrir toda la herida y extenderse más allá de sus bordes.
  • Sujete el apósito por los extremos, manteniendo los dedos bien alejados de la zona que estará en contacto con la herida.
  • Coloque el apósito plano sobre la herida, no lo deslice desde los bordes de esta.
  • Quite y reemplace cualquier apósito que haya quedado en mala posición.
  • Si tiene un único apósito estéril, úselo para cubrir la herida, y aplique otros materiales limpios por encima de este.
  • Si se filtra sangre a través del apósito, no lo quite: ponga otro encima, asegurándose de aplicar presión sobre el punto sangrante.
  • Después de tratar una herida, ponga los guantes, apósitos usados y elementos manchados en una bolsa de plástico apropiada. No se quite nunca los guantes desechables hasta que no termine de manejar cualquier tipo de material contaminado.

Apósitos esterilizados

Consiste en un apósito añadido a un rollo de venda. El apósito está formado por una gasa reforzada con una capa de algodón. Los apósitos esterilizados se venden individualmente en varios tamaños, en envoltorios protectores sellados para evitar su contaminación. Una vez roto el envoltorio de estos apósitos, se pierde la esterilización.

  • Rompa el envoltorio y retírelo. Desenrolle la venda con precaución, para no arrastrar el rollo ni tocar el apósito.
  • Despliegue el apósito, sujetando la venda a ambos lados del mismo. Ponga la gasa directamente sobre la herida.
  • Dé una vuelta al extremo corto (cabo) de la venda rodeando el miembro y el apósito para fijar la gasa.
  • Enrolle el otro extremo (cabeza) de la venda alrededor del miembro, cubriendo el parche por completo, deje libre el cabo.
  • Asegure la venda atando los extremos con un nudo cruzado directamente sobre el apósito para que presione la herida.
  • Una vez asegurada la venda, compruebe la circulación de lle (distal). Si está demasiado apretada, aflójela.

Apósitos no esterilizados

Si no dispone de un apósito estéril puede usar parches de gasa u otro material limpio que no suelte pelusa, y poner un algodón por encima para absorber la sangre que fluya. Si usa un apósito no estéril, asegúrese de que esté limpio. Use guantes desechables y mantenga los dedos alejados de la zona del apósito que vaya a estar en contacto con la herida. Para conseguir presión sobre la herida, asegure el apósito con esparadrapo o con una venda.

Apósitos de gasa

Siga los siguientes pasos.

  • Sujete al apósito por los bordes y póngalo directamente sobre la herida.
  • Añada una capa de algodón sobre el apósito de gasa.
  • Asegure la gasa y el algodón con un esparadrapo o con una venda.

Apósitos improvisados

Siga los siguientes pasos.

  • Sujete el paño por los bordes. Despliéguelo y vuelva a doblarlo para exponer la cara interior.
  • Ponga el paño directamente sobre la herida. Si es necesario, cúbralo con más material.
  • Asegure con una venda o tira de tela limpia, como un pañuelo. Ate los extremos en un nudo cruzado.

Compresas frías

Enfriar lesiones como hematomas o esguinces reduce la hinchazón y el dolor, si bien no cura la lesión propiamente dicha. Hay dos tipos de compresas: paños fríos, a partir de un material humedecido en agua; y paquetes helados, que son objetos fríos (como cubitos o bolsas de comida congelada) envueltos en un paño seco.

Paño frío

Siga los siguientes pasos.

  • Empape un pañuelo o toalla en agua muy fría. Escúrralo ligeramente y dóblelo; luego apóyelo firmemente sobre la lesión.
  • Remoje el paño en agua cada 3-5 minutos para mantenerlo frío. Enfríe la lesión durante al menos 10 minutos.

Paquete helado

Siga los siguientes pasos.

  • Rellene una bolsa de plástico con cubitos o hielo picado o use una bolsa de verduras congeladas. Envuelva en una prenda seca.
  • Sujete el paquete firmemente sobre la zona. Enfríe durante 10 minutos, cambiando de paquete si es preciso.

Un pensamiento en “Apósitos

  1. excelente documento, para tener encenta en los objetivos de los primeros auxilios, el aprendizaje y la enseñanza de los mismos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *