Aplicación de vendas

Consideraciones a tener en cuenta.

  • Antes de poner una venda, tranquilice a la víctima y explique claramente lo que va a hacer.
  • Haga que la víctima esté cómoda, en una posición adecuada, sentada o tumbada.
  • Mantenga sujeta la zona lesionada mientras trabaja en ella. Pida a la víctima o un ayudante que lo haga.
  • Siempre que sea posible, trabaje de frente a la víctima y desde el lado lesionado.
  • Si el lesionado está tendido de espalda, pasar las vendas bajo los huecos naturales del cuerpo (tobillos, rodillas, cintura y cuello) y luego deslizarlas con suavidad de una lado a otro bajo del cuerpo, hasta su sitio. Por ejemplo para vendar la cabeza o el torso superior, deslizar la venda a través del hueco por detrás del cuello.
  • Ajuste las vendas con firmeza, pero no tanto que impidan la circulación de la zona.
  • Al vendar un miembro intente dejar los dedos de manos o pies al descubierto, para comprobar mas tarde la circulación.
  • Use nudos cruzados. Asegúrese de que no sean incómodos; no lo haga en zona ósea. Remeta los cabos por el interior del nudo.
  • Compruebe regularmente la circulación en la zona que rodea el vendaje. Si es necesario, desate para regenerar la circulación y vuelva a vendar más flojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *